Cementerio del Norte:

Ubicación Geográfica:
El Cementerio del Norte que pertenece a la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, se encuentra ubicado dentro del radio capital de la Provincia; a 25 cuadras con dirección Norte de la Plaza Independencia (paseo principal de la Ciudad) en el Barrio denominado “Villa 9 de Julio”, delimitado su entorno:

Al Oeste Avenida Juan B. Justo 2.200 (donde se ubica la entrada principal de la Necrópolis);
Al Este Tapia Perimetral que separa este Cementerio del Cementerio Jardín - Norte;
Al Norte calle Wilde;
Al Sur calle San Salvador.

Comprende una superficie total de 120.000 mts.² (12 Hectáreas); distribuida esta superficie entre el Edificio principal; Monumentos y otras dependencias.
El lugar destinado a las inhumaciones se encuentra organizado en 60 cuadriculas (cuadros), los que contienen un total de 17.000 Concesiones (Monumentos);
Hacemos notar que el Edificio principal conjuntamente con la Capilla existente, fueron oportunamente remodelados; denominándose a la Capilla “Virgen de Guadalupe”.

Datos Históricos:
El Cementerio del Norte fue creado por Decreto del Gobernador Juan Posse, debido a la necesidad de contar con un lugar donde poder inhumar los restos de los habitantes que fallecieron durante la Epidemia de Cólera que sufriera Tucumán, durante los meses de Noviembre – Diciembre de 1886 y Enero – Febrero de 1887.
Su inauguración oficial fue el día 02 de Noviembre de 1889, fecha en que se conmemora, en nuestro País, el “Día de los Fieles Difuntos”.

Imágenes:

 
Frente del Edificio principal del Cementerio del Norte   Escalinata que rodea a la Capilla
 
Avenida Central   Calle Lateral
 
Plazoleta Interna   Noria o Cruz Mayor del Cementerio del Norte

Historia de la Virgen de Guadalupe:
A su llegada al continente americano, los españoles descubrieron un mundo profundamente místico., se dieron entonces a la tarea de convertir a los indígenas a la fe Católica, y por supuesto prohibieron sus ritos religiosos tradicionales. En esa época, gran parte de la estrategia de conversión se basó en sustituir a los dioses pre-hispánicos por deidades Católicas; y destruir sus templos paganos para erigir Iglesias, uno de los ídolos más importante del México Antiguo era la diosa Tonatzin, cuyo nombre significa "Nuestra Madre Señora Tierra", la cual tenía un pequeño santuario en el cerro del Tepeyac.
Fue en el año 1531, tan sólo diez años después de consumada la conquista militar de los Españoles sobre Tenochtitlan, en ese mismo cerro del Tepeyac que la Virgen de Guadalupe, la Virgen Morena, se apareció para consagrarse como la Reina de México.
Y sucedió la mañana del 9 de Diciembre de 1531, cuando un humilde y sencillo hombre llamado Juan Diego, realizaba el viaje entre su pueblo y el pueblo de Tlaltelolco a donde asistiría a la Santa Misa.
En el trayecto, al llegar al pie del cerro del Tepeyac, sintió que había algo especial... escuchó en la cumbre el canto de muchos pájaros; sintiendo una calida paz, subió la cuesta y para su asombro fue entonces que pudo contemplar la imagen de la Santísima Virgen, se arrodillo ante ella y con una inmensa devoción escucho lo que Ella le pedía: "Sabe y ten entendido, tú, el más pequeño de mis hijos, que soy la siempre Virgen María. Deseo que se erija aquí un templo para en el mostrar y dar todo mi amor, toda mi compasión. Ahí escuchare a los que a mi clamen, a quienes me busquen, a los que en mi confíen”
La Virgen pidió a Juan Diego que fuera a ver al Señor Obispo para exponer su deseo. El hombre obedeció y dio su mensaje al Obispo, pero él no se mostró muy convencido, por lo que le pidió que le trajera una prueba.
El 12 de Diciembre Juan Digo volvió a ver a la Virgen quien le dijo que subiera al cerrillo y cortara las flores que ahí encontrara. Esa diversidad de rosas que encontraría, iban a ser la prueba que llevaría al Obispo, el indígena obedeció y corto cuantas flores cabían en su ayate y se las llevó a la Virgen quien le ordenó que se las presentara únicamente al Obispo.
Al llegar ante el Obispo, Juan Diego desplegó su ayate, cayeron las rosas por el suelo y en su manto apareció la imagen de la Santísima Virgen. El Obispo al ver el prodigio se arrodillo reconociendo la mano de Dios. El ayate era una prenda de vestir utilizada por la gente sencilla y pobre de México, tejida a mano con el hilo del maguey. La aspereza de la tela hacia imposible que se pudiera pintar sobre ella….de acuerdo a muchas pruebas científicas, la imagen de la Virgen no fue pintada, está plasmada de forma inexplicable...es realmente un milagro!
La imagen de Virgen mide 1 metro 43 centímetros desde la cabeza hasta el ángel que aparece a sus pies... Su rostro comunica ternura y paz...es de cabello negro y tez morena,...como el pueblo Mexicano. El Santuario que Ella le pidió a Juan Diego, se construyó en el Cerro del Tepeyac y lleva por nombre Basílica de Guadalupe.
No es exagerado decir, que el 12 de Diciembre, fecha conmemorativa de la aparición de la Virgen, es la fiesta nacional de México por excelencia; ese día, miles de fieles de todo el país, realizan la peregrinación más importante de todas las que se realizan en el año hacia la Basílica de Guadalupe, en el atrio (de más de 46 mil metros cuadrados), en el que confluyen e1 antiguo Templo de Guadalupe inaugurado en 1895, año de la Coronación de la Sagrada Imagen, junto con la nueva Basílica terminada de construir en 1976, se reúnen año con año los hijos de la Guadalupana Desde el día anterior a la gran celebración, empiezan a llegar miles y miles de personas. (MAY HERZ)

Su llegada a San Miguel de Tucumán:
Hacia nuestra ciudad, llego traída por la Familia Amate Pérez (vecinos del Cementerio del Norte) una imagen de la Virgen de Guadalupe con el fin de ser ubicada en la Capilla que posee esta Necrópolis, para regocijo y veneración de toda persona que así lo deseara; pero muy en especial a la memoria de los restos, allí inhumados, del Cura Lalo Amate Pérez.
Debido al deterioro edilicio que tenia la Capilla del Cementerio del Norte, la familia decidió trasladar (hasta su reparación) la imagen de la Virgen de Guadalupe hacia la Parroquia “El Salvador” ubicada en el Bº Obispo Piedrabuena.

El día 12 de Octubre de 2008, se realiza el traslado en procesión y presidida por la imagen de la Virgen de Guadalupe (que se encontraba en la Parroquia “El Salvador”) hacia la renovada Capilla del Cementerio del Norte; fue acompañada por el Cura Darío Monteros Párroco de la Iglesia Resurrección del Señor, autoridades municipales y público en general; posteriormente el Cura Monteros (quien cumplía aniversario de ordenación) realizó un oficio religioso.
El día 12 de Diciembre de 2008, se lleva a cabo la 1ª Fiesta Patronal en la Capilla, que fuera denominada “Virgen de Guadalupe”.
El día 12 de Noviembre de 2010, se realiza un oficio religioso bendiciendo, el nuevo Altar y el Retablo de la Virgen de Guadalupe.

A partir de entonces y con la colaboración permanente del Arzobispado de Tucumán, todos los días lunes del año a horas 18,00 se celebra misa en dicha Capilla, para rezar por los fieles difuntos.
Anualmente para el día 12 de Diciembre se programan los Actos de Culto a la Virgen de Guadalupe, donde se reafirma el sentir religioso de nuestra comunidad manifestado en el seguimiento masivo de dichos actos.

Capilla “Virgen de Guadalupe”
Juan Diego   Juan Diego y la Virgen de Guadalupe